El Dolor de Cabeza Post-Traumatico

Type: 
Spanish

El dolor de cabeza que se origina a raíz de una contusión cerebral es conocido como dolor de cabeza post-traumático. Su frecuencia e intensidad en la mayoría de pacientes disminuye con el tiempo y desaparece normalmente dentro de 6 a 12 meses. Algunas veces perdura varios años y ocasiona traumatismos moderados. De la variedad de síntomas comunes que están relacionados con una contusión cerebral (vértigo, insomnio, falta de concentración, cambio de personalidad o comportamiento), el dolor de cabeza es el síntoma que más sobresale. Se desconoce la razón por la cual una contusión leve en la cabeza resulta tan incapacitante.

El mayor causante de dolor de cabeza crónico, seguido de la contusión cerebral, es la tensión muscular (específicamente de los músculos del cuello y cuero cabelludo). Esto se debe a una reacción contra el estrés. Otro causante de dolor de cabeza crónico son los cambios vasculares (dolor de cabeza vascular). Aún no se prueba si el dolor de cabeza vascular aumenta el riezgo de contraer o agravar el dolor de migraña.

En los casos de dolor de cabeza post-traumático, necesitamos tomar en cuenta que los factores sicológicos involucrados son de gran importancia puesto que una contusión en la cabeza causa mayores sensaciones de ansiedad, miedo y resentimiento que en cualquier otra parte del cuerpo. La presencia de tensión muscular y cambios vasculares produce un ciclo involuntario continuo de ansiedad y temor.

Un dolor en la cabeza normalmente se alivia con analgésicos sin narcóticos. Las reacciones emocionales pueden tranquilizarse con medicamentos para la ansiedad o depresión (antidepresivos). La terapia física y controladora puede ser útil para el tratamiento de pacientes con dolor de cabeza post-traumático.

Give the gift of
pain relief

Your donation goes to work immediately, helping the NHF in our continuing effort to educate and fund valuable headache research.

Donate Now

Stay Connected

Testimonial

“I do greatly enjoy the NHF Newsletter. It has been a blessing to me to realize I’m not alone and that others are working hard to help those of us who suffer.”

Michael H.

Headwise

NHF Facebook